Sugerencias

Sugerencias sobre organización y manejo del tiempo.

Y vos… ¿cuántos tenés?

Para una per­sona orga­ni­zada no hay mejor aliado que un cesto de la basura.

cesto de papelesTacho de basura, zafa­cón, bote de des­per­di­cios, basu­rero, pape­lero, etcé­tera, etcé­tera… tener muchos y en luga­res clave nos invita a guar­dar en ellos lo que no nos sirve: volan­tes de casas de comida, pro­pa­gan­das de handy­man, ofre­ci­mien­tos de pasea-perros, pro­mo­cio­nes de lava autos… ¿por qué man­te­ner­los api­la­dos sobre la mesa de la cocina o el come­dor para ter­mi­nar en la basura dos sema­nas des­pués? La media de nylon que se te corrió al ves­tirte ¿la vas a vol­ver a poner en el cajón? ¿y qué hacés con la bol­sita o el sobre de la nueva que aga­rrás a las corri­das por­que se te hace tarde para salir? Los sobre­ci­tos de los saqui­tos de te o azú­car cuando hacés en casa un té con las “chi­cas” ¿no que­dan des­pro­li­jos des­pa­rra­ma­dos sobre la mesa? Todas estas pre­gun­tas ter­mi­nan enel mismo lugar, el basu­rero. Sigue leyendo

Qué, para qué, cómo, cuándo y dónde.

Cinco pre­gun­tas que nos ayu­da­rán a encon­trar una ubi­ca­ción lógica a cada cosa que pase por nues­tras manos. ¡Cui­dado, puede ser adictivo!

Todas las cosas tie­nen un lugar, que éste sea la mesada de la cocina o el tacho de la basura depende  Sigue leyendo

¿Por dónde empezamos a organizarnos?

Adop­te­mos un sistema

Adop­tar un sis­tema es deci­dir cómo y desde dónde vamos a con­tro­lar cada aspecto que nece­si­ta­mos orga­ni­zar, no importa si luego deci­di­mos cambiarlo.

Lo pri­mero que debe­mos bus­car es un lugar físico que sea exclu­si­va­mente nues­tro y se encuen­tre en el cen­tro de nues­tras acti­vi­da­des dia­rias o sea, si soy una ama de casa pode­mos hablar de un cajón en el mue­ble de cocina; si soy un estu­diante, en el lugar donde estu­dio; si tengo el uso exclu­sivo de una compu­tadora, el lugar donde habi­tual­mente la uso. Es impor­tante que yo sea la única per­sona que con­trola ese ámbito.

Una vez deci­dido el lugar Sigue leyendo

Las damas primero

No es un piropo, es una con­signa: “las damas pri­mero” sig­ni­fica que pongo en ellas la carga de la prueba.

mujer genial

A pesar que debo reco­no­cer que muchos hom­bres son orde­na­dos y orga­ni­za­dos, en el hogar la que lleva la batuta es la mujer, muy pocas veces he visto que sea el hom­bre el que pueda adies­trar –en el buen sen­tido de la pala­bra– a su com­pa­ñera a ser orde­nada, por el con­tra­rio he cono­cido muchos hom­bres que porre­pe­ti­ción han logrado man­te­ner un orden, a lo mejor por el solo hecho de no tener que pen­sar: “dónde lo pongo?”

Como siem­pre lo digo, tiempo y esfuerzo, hacer siem­pre lo mismo, dejar las cosas siem­pre en el mismo lugar, sacar la basura a la misma hora y, por qué no, pasear a nues­tra mas­cota, son todas tareas repe­ti­ti­vas que al prin­ci­pio debe­mos hacer esfor­zán­do­nos y luego hare­mos sin dar­nos cuenta, con el valor agre­gado que la per­sona que está a nues­tro lado (pareja, hijos, ami­gos) sin que­rerlo, copiará y adop­tará para sí misma. De repente escu­cha­re­mos a nues­tro “Peor es nada” decir: “¿saca­mos la basura?” cuando menos lo esperamos.

Así que, Ami­gas, a crear el buen hábito del que veni­mos hablando desde el pri­mer post: Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar.

Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar

Qué frase tan manida pero tan cierta. Si sólo pudié­ra­mos hacer una cosa por ser orga­ni­za­das debe­ría ser ésta.

De madres a hijas esta frase nos ha acom­pa­ñando por años y segu­ra­mente noso­tras les pasa­re­mos la posta a nues­tras suce­so­ras, enton­ces ¿por qué no damos el ejem­plo? Tra­ba­jar para for­mar este hábito es el pri­mer con­sejo para poner prác­tica ¿cómo? Estos son los pri­me­ros pasos:

  • Adop­tar un sistema
  • Asig­nar una ubicación
  • Archi­var con orden
  • Pro­ce­sar de inmediato
  • Crear el hábito
  • Man­te­ner las super­fi­cies pla­nas desocupadas
  • Usar eti­que­tas
  • Eva­luar a menudo

En las siguien­tes entra­das ire­mos tra­ba­jando sobre cada punto en par­ti­cu­lar. Mien­tras tanto, a pen­sar y revi­sar cuá­les son las cosas que no tie­nen toda­vía un lugar.

Para organizarnos
Suscripción

Entrá tu correo electrónico para suscribirte y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Donaciones

Si te sirve lo que hace­mos y pen­sás que mere­ce­mos tu apoyo agra­de­ce­re­mos tu contribución.

Ingresá, por favor, el monto (usando 00.00)




Aloja nues­tro sitio: